Lo que mi madre me ha enseñado y no puedo esperar a compartir.

Mariana de la Rosa

Ahora que ya estoy cerca de los 30 he pasado por algunas “crisis existenciales”. No creo que sea la única que pasa por eso y creo que a todos nos ha sucedido. Afortunadamente tengo a una hermosa persona que me ayuda a superar todo lo que me ha pasado. 

Mi mamá me ha enseñado lecciones desde que era pequeña y me aconseja cuando lo necesito.  No sólo me ayuda cuando lo necesito, también sabe convertirse en una niña y divertirse a mi altura. ¿Qué otra madre te diría que sí cuándo le pides que maneje por una avenida para poder tomar una foto? xD Y lo peor de todo es que me dice: “Claro hija, nada más después de ver mi serie de José José” jaja.

En fin, para ya no hacerlos esperar, aquí les dejo 5 cosas que he aprendido de ella y que no necesito esperar al Día de las Madres para hacérselo saber.

1.No seas nadie más que tú misma.

Ella siempre me ha dicho que la vida es muy corta para estar complaciendo a los demás. Si eres extrovertida, ¡aprovéchalo! Si eres tímida, ¡toma las ventajas de ello!  Y lo más importante, la gente que no te acepta por lo que eres, es por situaciones propias a ellos, ajenas a ti.

2.Que el éxito es diferente para cada persona.

Incontables veces he platicado con ella acerca del éxito y lo que tengo que hacer para conseguirlo. “Mientras te mantengas creativa y hagas lo que amas con pasión, el éxito vendrá solo” “No te compares con los demás que cada quien tiene su propio camino”.

3.Que no debo tener miedo de enfrentar nuevos retos.

“Cuando yo tenía tu edad, apliqué a un trabajo donde me preguntaron si sabía manejar. ¡Yo no tenía la menor idea! Pero contesté que sí. Ya teniendo el trabajo, me las arreglaría para aprender.”

La vida es muy corta y no debemos enfrentarla con miedo. Si tenemos confianza en nosotros, no habrá reto que no podamos superar.

4.Se una buena anfitriona.

Mi mamá es de esas personas que por más sencilla que es una reunión, piensa en todos los detalles. Desde lo que se va a comer hasta cómo decorar el espacio.

Tengo que admitir que yo soy mucho más práctica pero me ha enseñado lo bonito que es atender a las personas que quieres.

5.Que mis fracasos no me definen.

“Si no es una cosa, será otra. Todo se convierte en aprendizaje, Mariana!” 

Desde haber escogido la carrera incorrecta, hasta ideas de negocio que no funcionaron. Mi mamá me enseñó que todo se convierte en aprendizaje y que no debo atarme a ellos.

Lecciones hay muchísimas pero quería compartirles 5 que han resonado mucho en mi cabeza.

Gracias mamá por ser TÚ y enseñarme tantas cosas de la vida. ¡TE AMO! ^^

5 cosas que le quiero decir a mi madre y no puedo esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *